EDUCACION Y ASESORIA FAMILIAR SOBRE EL CUIDADO DEL ADULTO MAYOR

CUIDADO DEL ADULTO MAYOR

El Adulto Mayor es un paciente con características especiales. Presenta varias enfermedades, toma varios medicamentos, suele tener problemas del animo, del comportamiento, de la memoria, incluso problemas a nivel social: aislamiento social, conflictos con el cuidado y con la familia, entre otros. Estas características pueden general descontrol y mucha preguntas al momento del manejo y cuidado del adulto mayor. El Geriatra es el medico especialista que se ocupa del manejo integral del paciente mayor, para tratar de ver soluciones a los problemas actuales y prevenir problemas posteriores, y quien da una guía de cuidado del adulto mayor.

Generalmente los hijos y cuidadores de los pacientes, sobretodo quienes tienen problemas de memoria, de movilidad, o de comportamiento requieren una asesoría global para el manejo y cuidado, y de esta manera trabajar para tener la mejor calidad de vida tanto la familia como el paciente.

La ancianidad constituye hoy un serio problema de salud mundial, especialmente en los países desarrollados y en los que van emergiendo del subdesarrollo. En los países superexplotados y colonizados este problema no tiene actualidad y es sencillamente porque los habitantes no llegan a viejos, el promedio de vida puede ser tan bajo que va desde 30 hasta 45 años, cifra tremendamente acusatoria.

Estudiosos de la tercera edad han señalado cómo con la pérdida de la capacidad funcional se devalúan la posición y la función social, así como la familiar, se produce cierto aislamiento social, además de que suelen aparecer tensiones y cambios en los roles y relaciones del anciano.

Recordemos que la dependencia y el deterioro físico y psíquico, más que la muerte en sí misma constituye el fantasma de la edad senil y la mayor preocupación del anciano.

El apoyo que reciben de familiares allegados, es uno de los recursos más importantes en la atención y tratamiento de estos sujetos. La educación a dichos familiares sobre el manejo del adulto mayor dependiente indudablemente es beneficiosa en ese sentido, además de contribuir a la economía de recursos en la atención geriátrica, y evitar gastos por conceptos de ingresos hospitalarios.

Asimismo, en el orden social la mencionada educación es muy ventajosa, como lo demuestra la ya conocida inte-rrelación existente entre la salud del individuo y los factores sociales. El asislamiento, incomodidad, dificultades ambientales para realizar algunas actividades, la ausencia de familia y vecinos que ofrezcan ayuda son factores que abarcan la dependencia.

El adiestramiento a familiares sobre el manejo del adulto mayor dependiente los pondrá en condiciones de brindarle con la efectividad necesaria el imprescindible y vital apoyo.

La pérdida de ocupaciones en la familia, en el grupo y en el trabajo conducen a inadaptaciones sociales y, de su intensidad o continuación resultan serias perturbaciones al nivel de la propia personalidad.

Para la atención gerontológica contamos con un equipo interdisciplinario que incorpora las influencias de muchas especialidades o campos diferentes, con inclusión del tratamiento físico y ocupacional, los servicios sociales, la enfermería y la psicología aplican muy efectiva los principios de la atención geriátrica.